Cotiza ahora

Algunos aciertos de la tecnología

Una de las grandes pretensiones de la humanidad es la de encontrar la clave de la inmortalidad. El hombre que no muere es uno de los personajes que habitan en muchísimas obras de la literatura universal, que no es otra cosa que el registro de las fantasías y sueños del ser humano a lo largo de su historia. Aunque esta búsqueda aún no ha sido resuelta, para los amantes de las motos, tenemos una noticia que es tan potente y deseada, como cumplir el sueño de la eterna juventud: SE CREÓ LA MOTO QUE NO SE CAE. 

Sí, escucharon bien. En 2017 Honda presentó su prototipo Riding Assist-e Concept, una moto autoestabilizada, de la que es imposible caerse. Se trata, además, de un vehículo completamente eléctrico y con una estética muy futurista.

Esta revolucionaria moto, es capaz de perseguir a su conductor a pie simplemente siguiendo sus pasos, por eso este prototipo tiene cuenta con un frontal muy raro y plagado de sensores. Además de suponer un gran avance tecnológico, no podemos pasar por alto lo que significaría en materia de seguridad vial. Cientos de accidentes al año se verían reducidos casi por completo.

Pero si esta novedad no les parece emocionante, a ver qué les parece la siguiente: pronto van a existir LAS RUEDAS QUE NO SE PINCHAN.

Se trata de un nuevo concepto de neumáticos sin aire que está desarrollando la marca Hankook. Gracias a este fabricante surcoreano, en un tiempo no tan lejano, podremos liberarnos de uno de los momentos que más pueden levantarnos la presión antes de viajar: el estado de las ruedas.

¿Se imaginan cuántos disgustos nos ahorraríamos al no pensar en el cambio constante de los neumáticos?

Y ya que estamos hablando de ahorro, el invento de  Juan Siclera, un mecánico de Salta de 62 años, creemos que les va a encantar.

Se trata de un novedoso motor que fabricó en su pequeño taller, cuyo COMBUSTIBLE ES A BASE DE AGUA SALADA. Sus compañeros, asombrados por su proeza, lo filmaron y enseguida el video se volvió viral.

Siclera está convencido de que esta será la tecnología que tendremos en el futuro. Su idea no es comercializarlo, al menos no en principio, sino que fue un simple experimento que llevó a cabo, poniendo en práctica sus conocimientos e intuiciones.

En conclusión, mientras la ciencia sigue en búsqueda de la inmortalidad, los amantes de las motos podemos estar contentos. Nuestras quimeras son más simples pero, por eso mismo, más factibles y año a año, las revoluciones tecnológicas nos presentan sus avances y mejoras, para hacer que nuestro viaje sea más cómodo, rentable y seguro.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ATM Live Chat
Chat!