¡Contratá tu seguro ahora! 0810 345 0151
Cotiza ahora

El futuro de las motos eléctricas

Desde hace algunos años, las fuentes de energía eléctrica amenazan con sustituir de manera definitiva a los motores de combustión. Sin embargo, ese proceso que por cuestiones ecológicas y de recursos pareciera ser necesario e inmediato es, en realidad, una transformación lenta porque los paradigmas de consumo tradicionales lo limitan.  

Por ejemplo, en la ciudad de Córdoba la gran presencia de motos eléctricas puso sobre el tapete la falta de regulaciones legales que hay sobre su existencia: muchas de estas motos no están habilitadas como vehículos pero, a la vez, se les permite a los negocios su comercialización lo que genera una situación incómoda: las motos eléctricas existen pero no están habilitadas ni tampoco controladas. El debate cordobés aceleró la discusión a nivel nacional , y ya se está pensando una solución al respecto que las regule en todo el país.

Los usuarios de este tipo de rodados hablan de los beneficios de su uso: se cargan como un celular, no usan combustibles, aceites ni fluidos, y tienen muy poco mantenimiento.

Pero también tienen tres contras importantes: el precio, la escasa velocidad que alcanzan y la poca autonomía que tienen. Es por esto que los modelos que se ven son rodados chicos; ciclomotores y scooters, es decir, modelos bien urbanos que sirven para trayectos cortos.

Zanella fue la primera y hasta el día de hoy la única marca con un scooter eléctrico formalmente introducido en el mercado, es decir, con homologación, porque cualquier vehículo con motor debe ser homologado. El vacío legal del que hablábamos al comienzo no sólo existe para el conductor sino también para el fabricante, lo que hace que la mayoría de los ciclomotores eléctricos que circulan por el país tengan sus motores homologados como bicicletas eléctricas.

Finalmente, se cree que en estos días se llegará a un marco legal para su existencia y su circulación.

Sin embargo, la resistencia del conductor tradicional será más difícil de vencer: entre un modelo tradicional y esta nueva alternativa el precio está a favor de la primera opción y son pocos los que están dispuestos a pagar casi el doble del valor por un producto ecológico.

Uno de los argumentos más fuertes desde el lado de los fabricantes para tratar de revertir esta opinión es que el precio se termina nivelando gracias a su bajo mantenimiento y funcionamiento económico.

Sin embargo, todos los fabricantes coinciden en que su potencial cliente no es el conductor habitual, el que está acostumbrado a la moto de explosión, sino el que todavía no maneja pero ya está sintiendo la curiosidad por hacerlo, ese que recién ahora está ingresando al mundo de las dos ruedas.

En el Parque Industrial de Posada ya está instalado Voltu, la fábrica de motos que quiere revolucionar las motos eléctricas en el mundo con sus patrones de velocidad y autonomía.

La Voltu puede acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,9 segundos gracias a su motor de 100HP con un torque máximo de 250Nm (5100 RPM). La velocidad máxima es de 180 km/h limitada electrónicamente.

Pero el dato que más llama la atención es la autonomía de 350 km, que para uso semanal permite cargar la moto cada par de días o inclusive una vez por semana.

Por otro lado, Harley-Davidson presentó su modelo “LiveWire”, la primera moto en su historia con motor eléctrico. Con una autonomía cercana a los 175 kilómetros es capaz de alcanzar los 100 km/h con partida detenida en 3,5 segundos.

Estos modelos, sin dudas, irán generando otra mirada sobre las motos eléctricas y sus posibilidades, acelerando la transformación de este mundo que cada vez parece menos regido por la combustión.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ATM Live Chat
Chat!
X