Cotiza ahora

Las aventuras de Henry von Wartenberg: un intrépido en dos ruedas.

Algunos escritores sostienen que en la vida moderna el concepto de aventura
no existe. Henry von Wartenberg es la refutación viva de tal afirmación.
Fotógrafo, periodista y amante de las motos, Henry nos cuenta que ha hecho
más de 30 travesías a lo largo de 40 países. Ahora mismo está terminando de
preparar su próxima e inminente aventura: una travesía por Tierra del Fuego.
Su plan consiste en atravesar toda la península Mitre, desde Moat hasta
Cabo San Pablo. Se trata de más de 250 kms que hará caminando y otros 60km en
cuatriciclo; unos amigos lo esperarán en un punto específico de la ruta con los
rodados listos para conducir juntos hasta Río Grande, adónde finalizarán el viaje.
Henry está familiarizado con las motos desde los 11 años. Su pasión por las
dos ruedas se remite a los tiempos en los que las importaciones estaban cerradas y
en el país sólo se veían pequeños rodados como la Honda Corvex de 50 cc,
mientras soñaba con los grandes modelos que se veían en las películas y series
extranjeras.
Ya de adolescente y con la importación abierta, manejó todos los modelos y
tamaños que pudo. Estudiante de veterinaria, se fue abocando cada vez más a la
fotografía periodística hasta volverse un empleado estable de la editorial Atlántida.
La moto se transformó en un aliado vital para ir y venir a todas partes con su cámara
a cuestas. Llegó a tener nueve modelos diferentes a la misma vez.


En 2003, surgió la idea de armar su primera travesía con un grupo de
amigos: recorrer en moto de Ushuaia a la Quiaca por la mítica ruta 40. Viaje que
quedó para siempre dentro de su lista de los tres más memorables. Los otros dos se
transformaron en libros gracias al sponsoreo de BMW.
Charles Darwin al sur del sur , es uno de estos.
La idea surgió cuando leyó una biografía de Charles Darwin que le despertó
el interés por saber todos los detalles del viaje del gran naturalista. La investigación
desembocó en un viaje en moto por Argentina, Chile y Uruguay, reconstruyendo los
pasos de Darwin y actualizando con sus fotos la mirada del inglés, una especie de
“evolución de la evolución montado sobre un caballo moderno”.
El otro libro es De gira al sur que testimonia otro de sus viajes preferidos:
una travesía en solitario desde Alaska hasta Tierra del Fuego que hizo también en
moto. Un recorrido por paisajes increíbles y una geografía tan diversa como
desafiante aún para un experimentado motociclista como él.

Henry tiene publicados más de 21 libros de sus fotografías y sigue
preparando más. Entre sus próximos proyectos está “Riders” para la prestigiosa
firma Quarto Groupe. Se tratará de una antología de instantáneas de conductores y
conductoras de motos de todas partes del mundo, producto de sus incesantes
viajes.

Aprovechamos su visita y su gran expertise en travesías en moto para pedirle
algunos consejos.
Para cualquier viaje que se quiera hacer, según Henry, la planificación es
fundamental. Por ejemplo, el viaje de Alaska a Ushuaia le llevó un año entero de
planificación: calculó kilómetro a kilómetro el camino, las paradas y los elementos
necesarios para llevarlo a cabo.
Indispensable antes de cualquier travesía: hacer un buen mantenimiento
general que incluya revisar la cadena y la lubricación. Otro detalle importante son
los frenos: si la moto tiene frenos a disco, controlar las pastillas y si tiene cinta,
sacar la rueda y asegurarse que todo está en orden.
Otro detalle importante para Henry es el mapa rutero. El GPS puede
apagarse, romperse o funcionar mal. El mapa no. Además, hay que tener siempre
presentes las coordenadas del viaje y tenerlas anotadas.
En este sentido, la hoja de ruta de cualquier viaje, ya sea corto o largo,
incluye saber por dónde se irá y cuántos kilómetros hay de un punto a otro; saber en
qué lugar cargar combustible es un factor clave.
Si el conductor sale por primera vez de travesía, la recomendación de Henry
es que sea en compañía de alguien que ya tenga experiencia previa.
Así como se dice que lo valiente no quita lo cortés, el espíritu aventurero no
es enemigo de la planificación. Por el contrario, diría un viajero experimentado como
Henry, es su principal aliado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ATM Live Chat
Chat!
X