¡Contratá tu seguro ahora! 0810 345 0151
Cotiza ahora

Las motos y el arte

La pasión por las motos no se reduce a subirse a una y salir a andar, es mucho más que eso. La pasión se traslada a todos los aspectos de la vida. Y para aquellos con vocación artística, es imposible evitar que sus pasiones se vean reflejadas en sus obras.

En esta nota haremos un paseo por dos artistas que plasmaron en su arte su pasión por las ruedas. 

Makoto Endo 

“Me gusta que en mi obra se sienta el motor, su rugido, que huela el aceite”, dijo el artista japonés en una entrevista con Red Bull en el 73 Vintage Moto Art. 

La afición por las motos de Endo comenzó con una Honda, cuando era apenas un adolescente. Y aunque nunca fue fan de la parte mecánica, como desarmar y volver a unir un motor o personalizar una moto entera, sí adquirió un gran conocimiento a lo largo de los años, que fue necesario para poder elaborar su obra tan detallada. 

En sus primeros pasos como artista, Endo pintó varios temas, como paisajes y retratos, pero después empezó a enfocarse en su verdadera pasión, las motos. 

Teniendo siempre como objetivo principal, pintar el sonido del motor.

 

Tomas Vitanovsky

El artista checo Tomas Vitanovsky está enamorado de los autos y las motocicletas desde muy chico. Fue piloto de carreras por varios años, hasta que sufrió una lesión grave y se retiró. Sin embargo, ese retiro no fue una renuncia a ese mundo que tanto le fascina, al que quedó unido trabajando como mecánico. Un día, en el taller, la inspiración golpeó su puerta  y se dió cuenta de que podía utilizar las piezas sobrantes de autos y motos para crear auténticas piezas de arte.  Así es como las empezó a unir, soldadura mediante, transformándolas en animales, escarabajos, autos y motos. Con cada trabajo que se completa, sus piezas se hacen más complejas y detalladas. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

ATM Live Chat
Chat!
X